¿Quienes somos?

La Fundación Tai-Chi Zen Cristiano Peter Yang se constituye con los siguientes fines:
  • Promover y fomentar la práctica del Tai-Chi Zen según la escuela del maestro Peter Yang
  • Promover y cooperar con cualquier actividad destinada a la difusión de la cultura tradicional china, especialmente a lo que se refiere a sus relaciones con el taoísmo.
  • Participar en cuantos proyectos se desarrollen y tengan como fin la difusión del Tai-Chi Zen, su práctica o sus actividades asociadas
  • Editar y divulgar aquellos materiales o trabajos (folletos, video, libros) de sus reuniones o que, por su interés sean aconsejables para la práctica del Tai-Chi Zen y la organización de convivencias en España y en el extranjero.


CARLES CELMA COSIALLS
Discipulo, amigo y presidente de la 1º asociación de Tai-chi Zen Peter Yang y presidente en la actualidad de la Fundación.


¿QUE HA REPRESENTADO PARA MÍ,  PETER YANG, COMO PRESIDENTE DE LA FUNDACIÓN TAI-CHI ZEN?.  

 
Peter desde mi primer encuentro ha sido para mí un referente, una persona con la que aprender y crecer.
 
Su presencia, su sabiduría y su arte en el movimiento y la respiración me “seducen” hasta el punto de querer imitarlo en todo y seguirle a todas las convivencias.

Como sacerdote, fue mi confesor y confidente y me acerco a la realidad y a la verdad de” la PALABRA  hecha CARNE”. Su postura al celebrar la MISA, su respeto y lentitud en cada acto de la LITURGIA me han llevado a saborear y necesitar del culto cristiano, no por obligación si no más bien por alegría y necesidad.

Peter tocó mi alma y también la de Tessa mi esposa   y gracias a él, nuestro matrimonio es sólido y renovado cada día.

Solo puedo terminar diciendo que el  TAI-CHI ZEN CRISTIANO que Peter me ha legado y trasmitido ha TRANSFORMADO, paso a paso  toda mi vida.


¿CUAL ES PARA MÍ EL LEGADO MÁS VALIOSO QUE PETER NOS HA DEJADO?

 
  • En primer lugar, el “Cariñito familiar" que explica en su libro y en una de las muchas canciones del Tai-Chi, que sólo lo consiguen los  que CONVIVEN.
  • En segundo lugar su PROFUNDA EXPERIENCIA como MAESTRO de CHIKUNG, con la práctica del calentamiento, fresquito-calorcito y Tai-Chi-Zen.
  • Tambien remarcar, su “PIONERIA”, la SEGURIDAD  de su  MISIÓN de acercar la cultura tradicional china, y el humanismo TAOISTA a la FE CRISTIANA.
    Todo esto lo realizó sin justificarse con nadie, como él decía:  “He venido a CUMPLIR mi MISIÓN, no a DAR GUSTO a NADIE”  también, “El RAYO SOY donde me llaman VOY”
  • Por último, su recuerdo vivo y continuo, y la RESPONSABILIDAD de continuar con los fines de la fundación.


 

Horario de atención: de 10:30 a 13h y de 17:30h a 20h Telf. 933 023 241
© 2019 fundacionpeteryang.org
Powered by